FanFic

Algunos de los personajes pertenecen a Stephenie Meyer, podre unir mi vida al hombre de mis sueños, Edward.

lunes, 27 de junio de 2011

12. ¿Un vampiro?





-Te quiero y eres muy importante para mi - sin pensarlo dos veces lo bese, me separe poco a poco.

-No sabes lo feliz que me hace escuchar eso - el beso mi frente - puedo preguntarte algo.

-Por supuesto

-Que recuerdas de lo que paso hace unos momentos.

-No mucho - recordaba a Edward peleando el estaba aquí, y a Tristan golpeando a una chica, pero no podía ser verdad, el no seria capaz, que demonios paso - pero no entiendo que paso, ¿Quien era esa chica, a la que golpeaste?

-Nadie importante.

-Que paso, no puedo creer que seas capaz de hacer algo así - me levante del sofá, tenia que alejarme, un miedo indescriptible recorrió mi cuerpo, era imposible como una noche increíble se evaporara de esta manera.

POV TRISTAN

La vi alejarse de mi, el miedo se reflejaba en sus ojos, ella pensaba que era capaz de dañarla cuando lo único que hice fue defenderla, no quería perderla, ella significaba todo para mi.

-No te haré daño Astrid.

-Quien me lo asegura.

-Me crees capaz de lastimarte, después de saber todo lo que siento por ti.

-No, solo que no entiendo nada. Primero Edward aparece de la nada y tu golpeando a esa chica.

-¿Conoces a Edward? - por alguna razón un sentimiento extraño me invadió cuando ella dijo su nombre

-Se puede decir que si.

-¿De donde? - necesitaba saber.

-Es difícil de explicar

-Solo dime - mi voz era cada vez mas fuerte

-No tengo porque darte explicaciones a ti - ella grito y luego las lágrimas escaparon de sus ojos.

-Lo siento - intente acercarme a ella y se alejo en cuanto estuvimos frente a frente.

-Llevame a casa, no quiero saber nada, solo quiero irme de aquí. - La noche era una ruina total.

-Por favor mi niña no hagas esto, no te alejes.

-Solo quiero irme a casa.

-Prometo llevarte a tu casa pero escuchame por favor. - ella asintió, se sentó en el sofá y  yo me senté a un lado.

-Me dirás por que actuaste de esa forma.

-Te diré todo, sabrás todo sobre mi.


POV EDWARD

-Si yo tampoco lo entiendo ya te lo dije, solo lo vi, ella buscara la forma para quedarse cerca de ti, estaba inconsciente pero en su mente se formaban mil decisiones por minuto, fue todo tan confuso que preferí dejar de ver su futuro era demasiado.

No creía lo que escuchaba, algo así no podía ocurrir, una chica a la que nunca vi enamorada de mi, es imposible.

-Esto no esta bien Alice.

-No, no lo esta, tienes que arreglar este asunto rápido, no quiero ver sufrir a nadie.

-Eso no pasara, aclararemos esto, lo prometo.

-Que harás.

-Hablare con ella.


POV ASTRID

La curiosidad y el cariño que sentía por el me retenían, nunca creí ser capaz de sentir algo así por una persona en tan poco tiempo, pero el miedo era igual de fuerte.

-Mi niña esto es difícil

-Solo explicame que paso.

-Las personas aparecieron el la playa querían hacernos daño, querían lastimarte, lo hice para protegerte a ti - ¿lastimarme? ¿porque?

- No... no puede ser

-Esto es difícil de explicar - iba a preguntarle porque era tan difícil y simplemente silencio mis palabras con un dedo - te diré todo, solo escuchame.

-Si

-Astrid yo no soy lo que parezco, te dije que formaba parte de las pesadillas y es así, seré directo, esta noche sabrías la verdad sobre mi, aunque no de la forma en que lo imagine, creeme no quería que pasara nada de esto. Astrid yo soy ... -

-Un vampiro  - esa voz, me gire y Edward estaba parado tras nosotros.

El silencio invadió el lugar, ellos se miraban de forma extraña, Edward asintió y se acerco a nosotros.

-Astrid mi nombre es Edward pero creo que eso ya lo sabes, necesitamos hablar por favor - no creí lo que había dicho, esto era una broma y una muy cruel.

-Están locos - no podía ser, esto no podía ser.

-Si puede ser y necesitamos hablar por favor.

-No, solo quiero salir de aquí - comencé a caminar, necesitaba alejarme, que demonio estaba pasando, como sabia lo que estaba pensando.

-Porque puedo leer la mente - me gire y Edward estaba frente a mi, tantas veces soné con este momento, recordaba todas las veces que lo vi en mi cabeza.

-Precisamente de eso necesitamos hablar, como tienes todos esos recuerdos.

-Pueden explicarme que esta pasando - Tristan estaba enfadado, su rostro reflejaba ira.

-No se que pasa, solo quiero irme a casa.

-Tristan necesito hablar con ella, prometo explicarte todo después, permiteme llevarla a su casa, te juro que la cuidare. - El asintió pero su mirada estaba fija en mi, escuchaba su voz en mi cabeza otra vez "Te Amo mi niña" una sonrisa estúpida apareció en mi rostro, podría estar loca, pero no cambiarían este momento por nada del mundo.

-Astrid vamos, te llevare a casa - empezó a caminar y lo seguí, no quería mirar a Tristan, no era justo lo que estaba haciendo.

Pronto llegamos a su auto, yo lo recordaba, un volvo plateado, la chica que estaba con nosotros salio de el y me sonrió.

-Hola Astrid, mi nombre es Alice Cullen .- me dio la mano y estaba tan helada como la de Tristan.

-Mucho gusto.

-Alice la llevare a su casa, busca un hotel y nos vemos mas tarde - ella asintio, subimos al auto, comenzo a conducir. Solo quería que este día no acabara.

- Crees que es una broma cruel. - de verdad leía los pensamientos - si puedo leer tu mente, vi muchos recuerdos de mi que no te pertenecen.

-De que hablas.

-Todo lo que viste paso.

-¿Tristan es un vampiro?, en serio. - no quería hablar de eso, esto era muy difícil.

-Si y no solo el, también yo. - Es increíble, existen los vampiros. Esto no era otro sueño.

-No puede ser, eres tan similar.

-Similar a quien.

-No es una reacción normal, creo que una persona cuerda saldría corriendo por su vida - entonces si estaba loca.

-Si lo estas - el comenzo a reír, era encantador. -No deberías pensar eso de mi, no es correcto.

-Puedes dejar de meterte en mi cabeza.

-No puedo, no es algo que simplemente puedo dejar de hacer y ya.

-Los vampiros leen la mente, Tristan leyó mi mente por eso estaba enojado verdad.

-No solo yo puedo hacerlo, el tiene un don diferente , Tristan es mas como un telepata, puede hacer que lo escuches, pero solo en tu cabeza - entonces no estaba delirando, el me hablo - si lo hizo, el te ama.

-El no me conoce, no puede decir eso.

-El te conoce creeme y nunca se había interesado en ninguna chica hasta que tu apareciste.

-Como sabes eso.

-Somos buenos amigos, casi hermanos.

-Ah... - que mas decir, esto era una traición.

-No, no lo es, pero piensa bien lo que harás.

-Se lo que haré -  lo sabia, mi decision estaba tomada.

-Que decision tomaste.

-Se con quien quiero estar, pero no pensare en nada mientras estés cerca, no me gusta que invadan mi privacidad.

-No es fácil dejar de pensar y ya - para mi si, lo he hecho un millón de veces, vivir entre sueños ayuda bastante.

POV EDWARD

Esta chica era extraña,  parecía no importarle lo que eramos, podría pensar que solo era una broma al principio, pero ahora pensaba que era increíble, y como lo dijo, simplemente dejo de pensar, su mente estaba en blanco, no la conocía en realidad pero era tan similar a Bella,  su sentido del miedo no estaba desarrollado eso es seguro, su aroma era tan similar y los recuerdos de mi vida con bella en la mente de esta niña, como podía ser. Creo que mi existencia no seria tan tranquila como pensaba. Tristan me había dicho como llegar a su casa, faltaban casi treinta minutos de camino, necesitaba aclarar esto.

-Y que piensas.

-Nada, acaso no lo vez.

-Si lo veo, pero que piensas de los vampiros - su mente estaba en blanco.

-Que son guapos, muy sexys y estoy enamorada de uno - su respuesta simplemente me impresiono, como podía decir eso, ella reía ante mi expresión. - No dirás nada mas.

-Hace un tiempo que nadie lograba impresionarme.

-Y eso es bueno.

-No lo se.

-Suelo ser bastante sincera con lo que pienso, muchos piensan que estoy loca por eso-  esta chica era inexplicablemente linda, ahora entendía como logro que mi amigo se enamorara de ella.

-Es difícil encontrar gente así, algunos suelen ser muy hipócritas.

-Pues con tu don debe ser fácil saberlo ¿no?

-Si, no te da miedo estar con un vampiro justo ahora .

-No, que podría pasar, que bebieras mi sangre - ella simplemente rió ante su comentario, como podía tomar este asunto a la ligera, necesitaba mostrarle de que eramos capaces, estacione el auto a un lado del camino.

-Ahora tu y yo daremos una vuelta

-Estas loco, no saldré, ya es tarde para pasear en el bosque.

-Ahora tienes miedo, prometí cuidarte lo recuerdas, vamos -  la ayude a salir del auto y caminamos hacia el bosque.

-Que hace un vampiro, Tristan va al instituto conmigo, viven entre la gente y ya, creí que no salían en el día.

-Son solo mitos, lo único real es que bebemos sangre, pero no nos derretimos con el sol, tampoco nos afectan los ajos, ni los crucifijos - creo que siempre pensaran eso de nosotros.

-Que tiene de especial ser vampiro.

-Somos inmortales, muy rápidos y fuertes.

-ah...

-Solo dirás eso, no es mentira.

-No, se que es verdad, no puedo ser yo la única extraña en este mundo.

-De que hablas Astrid.

-No te das cuenta, yo te vi, supe de tu existencia antes de que aparecieras, conoces a Tristan, no crees que es extraño.

-Si, por eso quise hablar contigo, no lo entiendo, como sabes todo eso.

-Solo apareciste en mi cabeza y ya, no se como, solo paso.

-Creo que eso tendremos que hablarlo mas tarde - una esencia desconocida se acercaba, tenia que alejarme de aquí.

-Que pasa

-Alguien se acerca, sabes no somos los únicos de nuestra especia, existen otros que son diferentes, no les importa matar a la gente, ahora subirás a mi espalda y regresaremos al auto. - Podía escuchar sus pensamientos, el quería matar a Astrid, estaba con los que matamos en la playa. La subí a mi espalda y corrí tan rápido como pude al auto, necesitaba hablar con Alice de esto. Llegamos y tan pronto como subimos conduje hasta su casa.

-Eso fue increíble, corres tan rápido, sentí que volaba.

-Tu eres increíble.- parecía que simplemente viera cosas así todos los días.

-En serio.

-Si, eres especial.

-Lo he escuchado antes. - los dos reímos, era fácil hablar con ella, sentía que la conocía de toda la vida.

-Me agradas sabes, quería mostrarte unas cuantas cosas pero creo que tenemos que esperar.

-Querías que sintiera miedo pero no funciono.

-De que hablas

-Decirme que había alguien capaz de matarme no es una buena broma - pensaba que era una broma.

-Eso no fue una broma, creo que el estaba con  los que intentaron lastimarlos en la playa.

-Ellos querían hacernos daño, había alguien en el bosque, de verdad.

- Si, necesitamos saber que querían, a el no lo vimos nunca.

-Ahora si tengo miedo, el no llegara a mi casa verdad.

-Espero que no, no permitiremos que te hagan daño.

-Lo se.

-Llegamos - ella miro sorprendida su casa

-Como sabias donde vivía

-Tristan me lo dijo, el estará aquí pronto - bajamos del auto y la acompañe a la puerta de su casa, no había podido aclarar mis dudas, pero habría tiempo de hablar después.

-Entra por favor, no quiero estar sola.

-No creo que sea buena idea.

-Que edad tienes

-Poco mas de un siglo.¿porque? - mientras mas le decía, parecía que no importaba.

-Y supongo que Tristan también, ahora lo entiendo

-Que entiendes

-Son tan anticuados. - ella simplemente tomo mi mano y jalo de mi - pasa y esperemos que llegue Tristan si.

-Esta bien.

Ella entro directo a la cocina, hizo bastante ruido y regreso comiendo algo de su plato.

-Porque me miras así, no te invite nada porque supongo que no comes.

-No puedo creer que estés tan tranquila, te confesamos que somos vampiros, te digo que uno quería hacerte daño y actúas como si nada pasara.

-Se te olvido mencionar que estoy enamorada de uno, creo que por eso actuó así, si quiero estar con el tengo que aceptar las cosas como son.

-Tiene sentido - no podía ser verdad lo que dijo Alice, ella enamorada de mi, esto era una locura, era tan frustrante no poder leer su mente.


POV ASTRID

Necesitaba pensar, en cuanto entramos a mi casa practicamente corrí a la cocina, no podía abrir mis pensamientos tan facilmente, cada vez era mas difícil, tenia que asimilar tantas cosas, los vampiros existen, uno quizo matarme, esto era una pesadilla, ahora entendía lo que Tristan decía, debía enfrentar esto, decidí calentar un poco de comida, salí con mi plato y Edward me observaba.


-Porque me miras así, no te invite nada porque supongo que no comes. - y era verdad, los vampiros no comen.

-No puedo creer que estés tan tranquila, te confesamos que somos vampiros, te digo que uno quería hacerte daño y actúas como si nada pasara. 

-Se te olvido mencionar que estoy enamorada de uno, creo que por eso actuó así, si quiero estar con el tengo que aceptar las cosas como son.

-Tiene sentido - el quería saber la verdad, entonces se la diría.


-La primera vez que te vi estaba en phoniex con mi papa, solo apareciste en mi mente, no supe como, pero desde ese momento has estado siempre presente, por dos años formaste parte de mi vida. Eras muy importante para mi. - utilice la poca fuerza que me quedaba, trate de disimular la sorpresas que el día de hoy recibí, Tristan un vampiro, Edward existía.Solo abrí mi mente para el.  Edward te mostrare como te conocí. Simplemente cerré mis ojos y recordé el primer día.



INICIA FLASHBACK
Mi padre y yo viajamos a Phoenix, un viaje de negocios, estaba a punto de cumplir 15, le pedí a papa que me llevara para comprar algunas cosas, estaba en el aeropuerto entramos al ascensor y una chica lo detuvo, ella choco conmigo provocando que una ráfaga de emociones  recorriera mi cuerpo, hasta provocarme un pequeño dolor de cabeza,  estaba nerviosa, mi papa me coloco justo detrás de él, yo curiosa intente verle la cara, lo único que note fue desesperación en sus ojos, eran color chocolate y muy profundos, su piel era más pálida que la mía, de repente cuando el ascensor se detuvo ella salió corriendo.
Salimos para tomar un taxi hacia el hotel y vi la figura de un hombre, él era muy bien parecido, mucho mas pálido que yo y la chica del ascensor, detuvo la puerta  y juro que vi un pequeño destello en su mano, lo ignore y preferí no voltear más, sentía curiosidad pero todo fue tan  extraño.
Llegamos al hotel, la cabeza me dolía y tendría que quedarme encerrada un par de horas hasta que la dichosa reunión terminara, me senté en un sillón y sin más apareció en mi cabeza, era un joven divino,  tenía como 17 años, sus ojos eran dorados, su cabellos despeinado y cobrizo, su piel era idéntica a la del joven del aeropuerto y bien podían ser hermanos,  era el hombre que cualquiera desearía a su lado, me senté frente a él, en una cafetería escolar, no distinguí gran cosa, solo las miradas de algunos alumnos que juro nunca había visto, una joven también muy bella, de cabello corto y alborotado, parecía su pariente, eran muy similares, lo llamo, su nombre “Edward”, no escuchaba voz alguna ni siquiera la de él, pero su nombre retumbo en mi cabeza. La escena cambio drásticamente, yo estaba en el suelo, sentí una punzada de dolor en mi muñeca, no podía gritar pero al verlo a los ojos mi cuerpo se relajó por completo.  Escuche la puerta abrirse, mi papa me saco de mi pequeño trance, juro que fue una visión yo no estaba dormida, fue todo tan confuso, mi dolor de cabeza se había esfumado.
-Princesa – así me llamaba mi papa aunque no me gustaba ya, era infantil – creo que se canceló la reunión.
-Que paso papa, ellos nunca desperdician su tiempo – lo dije citando sus palabras, él siempre me decía lo mismo, el me sonrió.
-Pues al parecer el pariente de uno de los socios tiene una pequeña academia de ballet y alguien provoco un incendio.
-Pobres, pero no pasó nada verdad.
-No mi niña, estaba cerrado pero será mucho papeleo, sabes tienen que investigar que paso, ver lo del seguro y pues no sé, será mejor comprar todo lo que necesitas he irnos a casa – yo asentí, el salió y de repente lo vi otra vez.
Estaba con él en un prado, era hermoso, él era un ángel, sus ojos reflejaban amor, y justo en ese momento desee que fueran visiones de mi futuro, que algún día el llegaría a mi vida y seriamos felices.
Ese día tuve diversos sueños estando despierta, él siempre estaba en ellos, no podía escuchar su voz pero cada uno era claro y él era perfecto.
En un restaurante cenando o bueno el me observaba comer, en un salón de clases muy parecido al mío de biología, varios en el prado, y el mejor de todos el besándome.
FIN FLASHBACK


-No puede ser.

-Que pasa Edward.

-La chica del ascensor se llama Bella, y todos los recuerdos que tienes le pertenecen a ella.

-No, eso no puede ser. La chica que estaba contigo, Alice ella fue la que dijo tu nombre.¿Es ella verdad?

-Si

-Como paso.

-No lo se, es una conexion extraña.

-Edward yo me enamore de ti..


---------------------------------------------------------

Lo prometido es deuda... Espero que les guste!!!

3 comentarios:

Dulce Maria dijo...

Awww por supuesto que me gustoo!!!

estoy tan desesperada por saber quien es el vampiro por el que esta muy decidida y enamorada claro...
y eso de que tiene los recuerdos de bella es muy muuy extraño!!! tal vez hay algo que las une para formar esa conexion.
El capitulo termina... WOW.... solo espero que Tristan no la escuche sino sufrira mucho:(
Hasta el siguiente!!!

Nise dijo...

Genial!!!
Me encanto!!!
¿Pero... como es que tiene sus recuerdos? me encanta ese misterio!
Pobre Tristan y Astrid se enamoro totalmente de Edward. Es claro que no lo dejara irse.
Publica lo mas pronto posible!!
Besos!

angela dijo...

jajajajaja xD que super capituuloo..!! me encanto.. que emocionanteee me tienes comiendome las uñas.. que capitulazooo me gustoo muxisimoo..!! publica prontico el siguienteee.. muero por leerlo plisssssssssss me avisasss